Voluntariado

Vive nuestro voluntariado

Apúntate a nuestro programa y descubre la experiencia Living Meki

 

Por qué hacerse voluntario

Seamos francos, para aportar tu grano de arena en el mundo del voluntariado, no es necesario viajar hasta Etiopía. Sin ir más lejos, apostamos a que en tu propio barrio tienes al alcance una decena de asociaciones sin ánimo de lucro que quisieran contar con tu tiempo y tus recursos. Aunque también te decimos que quizá te haya sucedido como a muchos de los que ya somos parte de esto. Tu asunto pendiente con la responsabilidad social hacia el mundo que nos rodea, la recomendación de unos amigos, o ese momento que encuentras en tu vida, termina llamándose Living Meki.

Quizá te han hablado ya de la fraternidad del pueblo etíope, de su entrañable gente y de su extrema hospitalidad. Quizá simplemente has escuchado decenas de anécdotas acerca de las ceremonias del café y de las avalanchas de niños en el patio. Y quieres observarlo por ti mismo. O quizá porque intuyes que en experiencias como ésta, uno regresa con la mochila cargada de mucho más cariño del que ha podido dar. 

Qué actividades se realizan

Mejora educativa

  • Clases de inglés a niños de 6 a 18 años en la escuela primaria de Meki y a pequeños en las escuelas rurales de Grissa y Tuchi
  • Impartir formación a profesores

Programa de becas

  • Trabajar en la organización y gestión de las becas de estudiantes actuales y potenciales candidatos

Ocio y tiempo libre

  • Talleres de manualidades, actividades deportivas y bailes
  • Proyección de cine
  • Pintar escuelas y mejorar instalaciones

Computer's club

  • Formación en nociones básicas de informática para estudiantes a partir de 12 años

Girl's club

  • Empoderamiento de la mujer a través de sesiones formativas, talleres de manualidades y debates

Proyectos

  • Búsqueda de nuevos proyectos
  • Visita a proyectos en curso

Salud

  • Clases de higiene, salud básica, primeros auxilios
  • Atención médica para problemática leve
  • Optometría, revisión de la vista y asignación de gafas

Colaboración en el centro de mujeres

  • Clases de cocina, costura y otros conocimientos requeridos por el centro
  • Clases de inglés y nociones sobre hostelería

Cómo me hago voluntario

El proceso de inscripción tiene lugar durante los meses de enero y febrero. Para realizar la selección de candidatos, te pediremos que rellenes un formulario con tus datos de contacto, que nos escribas una carta de motivación y que realices una entrevista telefónica con un miembro de la organización.

Tener un buen nivel de inglés y experiencia previa en algún tipo de voluntariado es fundamental, aunque hay excepciones en función de la formación específica del voluntario.

En los meses previos al viaje, Living Meki coordina la involucración de los voluntarios para asegurar que todo el mundo llega preparado y con unas claras expectativas de su labor en Meki. Para ello organizaremos un fin de semana de convivencia con todos los voluntarios de verano el fin de semana del 25-26 de abril

 Por último, cabe mencionar que cada voluntario asume el total de los gastos de su estancia, que ascienden a 1.200€ aproximadamente incluyendo vuelos, visado, alojamiento, comida y seguro de viaje.

Si tienes cualquier otra consulta en relación al voluntariado, mándanos un correo a: voluntariadomeki@gmail.com. ¡Te responderemos en cuanto podamos!

El plazo de inscripción para el voluntariado de verano 2020 termina el domingo 8 de marzo

Conoce Meki

Apúntate a nuestro programa 

 

¿Realmente tiene efecto mi labor?

Esta pregunta no tiene una respuesta sencilla, pero estamos seguros de que alguna vez te la has preguntado. Y si no, pronto lo harás. Queremos que nos acompañes, que te impliques, que lo disfrutes, que aprendas y que se remueva tu interior, pero también queremos que sepas que el efecto de tu estancia allí no siempre es tan visible como uno espera. La repercusión de un voluntariado, ya sea externa o interna, nunca llega cuando uno quiere.

El día de tu regreso a casa te parecerá que Meki sigue siendo igual que cuando llegaste, solo que mucho más familiar. En un mes no se cambian ni Etiopía ni sus desigualdades, pero tras muchos años de labor y las pequeñas ayudas de personas como tú, podemos asegurarte que Meki no es la misma comunidad que aquella que encontraron la primera expedición de voluntarios.

Sin embargo, y aunque no te des cuenta en el momento, tú ya habrás cambiado. Y querrás comprometerte con ésta o cualquier causa más cercana, y ya no sentirás tan ajenas las desigualdades, sean las de otro punto del planeta o las del colectivo marginal de tu barrio. Te darás cuenta de que muchas personas como tú realizando acciones pequeñas, pueden cambiar para bien el destino de un lugar y sus gentes.